21 de los 33 países de América Latina y el Caribe sufrirán los efectos de la desaceleración mundial en 2019

El pasado julio el Fondo Monetario Internacional (FMI) volvió a echar un jarro de agua fría sobre América Latina y el Caribe. La economía regional sucumbirá un año más a la cada vez más persistente desaceleración mundial y crecerá apenas un 0,6% en 2019, la tasa más baja desde 2016. En enero las proyecciones del organismo situaban el aumento del PIB en el 1,1%. Un ejercicio más, la gran promesa latinoamericana se quedará en eso, tal y como escribía recientemente en Negocios el economista Kenneth Rogoff en referencia a la creciente ola de gobiernos populistas.

El FMI justificaba la revisión a la baja del crecimiento aludiendo a la incertidumbre política en Brasil o México, las tensiones comerciales entre Estados Unidos y China que han impactado de lleno en los precios de las materias primas (petróleo, cobre, níquel, metales preciosos…), de las que tanto dependen estas economías, y la ralentización generalizada. También se refería a factores propios, como el descenso de la producción minera en Chile o Brasil y la agrícola en Paraguay debido a la meteorología. Y, en general, a un menor dinamismo durante los primeros meses de 2019. En el primer trimestre la actividad en Latinoamérica se contrajo un 0,1% respecto al mismo periodo del año previo.

Brasil y México, los motores de la región, son los mercados más lastrados por la revisión del FMI (excluida Venezuela, donde la crisis económica y humanitaria sigue profundizándose, y espera una contracción del 35%). Su PIB crecerá apenas un 0,8% y un 0,9%, respectivamente, en 2019. Por el contrario, Perú, Colombia y Chile tienen las mejores expectativas, todos por encima del 3%. Para el organismo, las reformas estructurales pendientes, sobre todo las concernientes a la apertura al comercio y la inversión extranjera, “siguen siendo imperativas y es necesario acelerarlas para estimular el crecimiento potencial”.

La menor actividad económica contribuirá a mantener la inflación controlada, salvo en Argentina y Uruguay. La entidad financiera espera recortes en los tipos de interés en Perú y Brasil, tras la bajada “sorpresiva” de Chile. Pero cree que la necesidad de reducir los déficits fiscales deja poco margen para implementar políticas de estímulo.
Lee la noticia en Elpais.com

Contáctenos hoy

Avenida El Bosque Norte 0177, Piso 21

Las Condes, Santiago Chile

Teléfono:
+56 2 3241 0700
E-mail:
comercial@lvaindices.com | soporte@lvaindices.com