Perú colocó el lunes deuda en tres tramos por 4.000 millones de dólares, incluyendo su primer bono a plazo de un siglo, en medio de una sólida demanda luego de vivir una de sus peores crisis políticas con tres presidentes en menos de dos semanas.

El director general del Tesoro Público del ministerio peruano de Economía, José Olivares, precisó a Reuters que el nuevo bono “hito” de 1.000 millones de dólares que vence el 2121 se colocó a una tasa cupón de aproximadamente 3,23%, a 170 puntos básicos sobre el bono del Tesoro de Estados Unidos.

Los otros dos fueron el bono 2032 de 1.000 millones de dólares colocado a una tasa cupón de 1,86%, con un diferencial de 100 puntos básicos sobre el bono estadounidense; y el bono 2060 por 2.000 millones de dólares con una tasa cupón de 2,78%, a 125 puntos básicos del rendimiento comparable, refirió.

“Fue un espaldarazo fortísimo del mercado de capitales y de los inversionistas globales”, dijo a Reuters el director general del Tesoro Público del ministerio peruano de Economía, José Olivares. “La demanda nos sorprendió gratamente; en el momento pico superó los 15.000 millones de dólares”, agregó.

Los bonos peruanos fueron colocados días después de la expulsión de un presidente, la renuncia de otro y la designación del mandatario interino Francisco Sagasti, tras unas protestas que dejaron dos muertos y decenas de heridos.

Lee la noticia en Reuters.com

Contáctenos hoy

Avenida El Golf 40, Piso 12

Las Condes, Santiago Chile

Teléfono:
+56 2 2594 7447
E-mail:
comercial@lvaindices.com | soporte@lvaindices.com