Los alternativos, donde caben distintos instrumentos, se convirtieron en la cara mala y poco deseable de efectos e imagen de la crisis de 2008.

David Rabella, CAIA-CIO en Alkimia Capital, reflexiona sobre qué ha pasado en los mercados a diez años de la crisis subprime y sobre cómo curar las heridas que esta dejó. Señala que la crisis fue de tal envergadura que en la memoria de los clientes de las gestoras se mezclan palabras que entre ellas poco tienen en común, y que quizá lo único es que se aprendieron en la misma época y con connotaciones negativas. La palabra común sería alternativos, un conjunto que englobaría desde Madoff a private equity, pasando por estructurados y hedge funds. Rabella advierte que, sin embargo, no se puede mezclar todo ni dilapidar una categoría por una mala experiencia.

“En resumen, hay que tener en cuenta el riesgo, pero también las perspectivas de rentabilidad. Yo creo que sí, que es el momento de tenerlos y con un peso importante en nuestras carteras. Más que nunca nos debemos abrazar a los “Malditos alternativos”. Con sentido común, diversificando entre estrategias y entre gestores. Sabiendo que incorporamos un riesgo distinto y muchas veces idiosincrático a las carteras. Y que es más importante que nunca explicar bien estas estrategias – incluyendo posibles malos escenarios – para que los clientes no se sientan tentados a reembolsar en el peor de los momentos.”

Lee la noticia en Rankiapro.com

Contáctenos hoy

Avenida El Bosque Norte 0177, Piso 21

Las Condes, Santiago Chile

Teléfono:
+56 2 3241 0700
E-mail:
comercial@lvaindices.com | soporte@lvaindices.com