Los economistas prevén más inyecciones de liquidez, gasto público y tipos de interés rebajados para volver a engrasar la segunda economía mundial.

Las autoridades chinas han formulado un goteo de medidas para aplacar la epidemia del coronavirus con el paso de los días. Los economistas no descartan más impulsos a la actividad, aunque sin pasarse de largo. Expertos de Goldman Sachs, UBS y BNP Paribas vislumbran nuevos pasos de flexibilización, como un recorte de las tasas de financiación del banco central y alivios fiscales a los sectores más golpeados por el brote.

Sin embargo, los funcionarios del politburó miden los esfuerzos: existe un riesgo de inflar la burbuja de deuda, que quieren evitar a toda costa. Además, sopesan qué acciones tomar para no quedarse sin munición en las negociaciones de la guerra comercial que enfrenta al país con Estados Unidos. Ding Shuang, economista jefe para Gran China en Standard Chartered Bank, aseguró a Bloomberg que “las autoridades tendrán que considerar el efecto secundario de sus políticas, que pueden tener una influencia procíclica en el segundo semestre cuando la economía se recupere y se sume a la dificultad de la contención de la deuda”.

Entre ese paquete de estímulos, los inversores deberán observar los siguientes aspectos:

  • Garantizar la liquidez.
  • Tasas más bajas.
  • Impuestos y gastos.
  • Venta de deuda local.

Lee la noticia en Cincodias.elpais.com

Contáctenos hoy

Avenida El Bosque Norte 0177, Piso 21

Las Condes, Santiago Chile

Teléfono:
+56 2 3241 0700
E-mail:
comercial@lvaindices.com | soporte@lvaindices.com