Análisis de la gestora Amundi ETF subraya que se produjo un movimiento de rotación con una reasignación de posiciones de mercados desarrollados hacia emergentes.

La renta variable representó dos tercios de los flujos del mercado de ETFs, con Estados Unidos al frente, capturando casi la mitad de ellos. La gestora Amundi ETF destaca que, a finales del año pasado, se produjo un movimiento de rotación, con una reasignación de posiciones en los mercados desarrollados hacia los emergentes. En renta fija, la más beneficiada fue la deuda pública sobre todo en EEUU, gracias a rendimientos cada vez más atractivos por las subidas de tipos de la Reserva Federal. La deuda corporativa fue la principal perjudicada, debido al clima de incertidumbre que experimentaron los mercados. Las acciones globales también atrajeron a los inversionistas, mientras que Europa y Japón terminaron el año en territorio negativo, con salidas de alrededor de 2.000 millones de euros en cada una de estas dos regiones. En cuanto a Smart Beta, los factores defensivos han sido favorecidos por los inversionistas. La tendencia más prudente observada en los mercados los últimos meses ha apoyado los factores de mínima volatilidad y de calidad.

Lee la noticia en Fundssociety.com

Contáctenos hoy

Avenida El Bosque Norte 0177, Piso 21

Las Condes, Santiago Chile

Teléfono:
+56 2 3241 0700
E-mail:
comercial@lvaindices.com | soporte@lvaindices.com