El elevadísimo peso de la economía sumergida condena al continente a tener productos de escaso valor añadido

En las economías latinoamericanas más importantes, el ingreso per capita es, en promedio, el 24% del que se da en Estados Unidos. Y el valor del producto por trabajador, un indicador clave de productividad, apenas supone el 25% del estadounidense. ¿Están las economías de Argentina, México, Brasil o Chile concentradas en sectores de baja productividad o producen bienes con procesos menos eficientes? Más bien lo segundo. Todos los sectores presentan, según el CAF, una enorme brecha de productividad frente a la referencia de Estados Unidos, pero su peso en la economía es similar al que se da en países desarrollados.
El principal factor que explica el desajuste en el continente está en la economía sumergida: para cualquier tamaño de empresa de cualquier sector, la productividad media por trabajador en los empleos no regulados es 35 puntos porcentuales menor que en los empleos legales, y eso desen­cadena todo lo demás “incluso dejando de lado el cuentapropismo”, sostiene el documento. Y lo peor es que los recursos no fluyen de las actividades ilegales a las legales por varias razones. Una de ellas es la falta de cualificación del capital humano y  la maquinaria existente. La otra, el hecho de que hay una excesiva concentración de microempresas (de menos de 10 trabajadores), la mayoría irregulares. Esas microempresas concentran casi la mitad del empleo de Latinoamérica. “En manufacturas, el tamaño promedio de un establecimiento es aproximadamente la mitad del observado en Estados Unidos. Por ejemplo, en Colombia [las micropymes] representan casi el 90% de las firmas manufactureras”, dice el documento.
Lee la noticia en Elpais.com

Contáctenos hoy

Avenida El Golf 40, Piso 12

Las Condes, Santiago Chile

Teléfono:
+56 2 2594 7447
E-mail:
comercial@lvaindices.com | soporte@lvaindices.com