El BCE advierte de los efectos de un tributo eslovaco similar al que propone Podemos y asume que puede lastrar el crédito y la economía.

Christine Lagarde ha estrenado la presidencia del Banco Central Europeo alertando de los riesgos que puede suponer para la estabilidad del sistema financiero, la concesión de crédito y la economía, la creación de impuestos específicos a la banca concebidos para sufragar los posibles costes de su rescate.

En su análisis, el BCE establece en primer lugar que los impuestos a la banca deben cumplir un doble objetivo: hacer más equitativo el reparto de la factura de las crisis financieras entre el contribuyente y el sector, de un lado; y contener los riesgos que plantean, de otro. A partir de ahí, el escrito de Lagarde pide a Eslovaquia “una separación más clara entre la cuenta extraordinaria creada para la recaudación de esta tasa y los recursos presupuestarios” del país. “El uso de los ingresos de cualquier tributo ad hoc impuesto a los bancos para fines presupuestarios generales sería indeseable”, pues podría establecer cargas indebidas sobre el sector “obstaculizando la provisión de crédito, con un efecto negativo en el crecimiento de la economía real”, alerta, instando también a “evitar su uso” para reducir el déficit sufragando la consolidación fiscal.

Lee la noticia en Cincodias.elpais.com

Contáctenos hoy

Avenida El Bosque Norte 0177, Piso 21

Las Condes, Santiago Chile

Teléfono:
+56 2 3241 0700
E-mail:
comercial@lvaindices.com | soporte@lvaindices.com