Las fábricas asiáticas despidieron agosto sacudiéndose los malos resultados causados por el coronavirus gracias a las buenas noticias que, en materia de actividad económica, llegan desde China. De esta forma aumentan las esperanzas de una recuperación más sólida de la demanda mundial, al tiempo que se reduce la presión sobre los Gobiernos para que tomen medidas más radicales con las que evitar una hipotética recesión aún más profunda.

La actividad manufacturera en China creció durante agosto al ritmo más rápido en casi una década, con las fábricas aumentando su producción para satisfacer los nuevos índices de demanda, según mostró una encuesta privada. Los pedidos de exportación crecieron por primera vez este año.

Los resultados positivos, sin embargo, contrastaron con una evaluación oficial publicada el lunes, que mostraba que la actividad de las fábricas chinas creció a un ritmo ligeramente más lento en agosto.

En cualquier caso, el temor a un resurgimiento de las infecciones en algunas economías podría desalentar a las empresas a impulsar el gasto retrasando así un repunte sostenido de la región asiática, según apuntaron algunos analistas.

“En la mayoría de las principales economías, excepto China, las fábricas siguen funcionando muy por debajo de los niveles de capacidad anteriores a la pandemia”, dijo Ryutaro Kono, economista jefe de Japón en BNP Paribas.

“La reciente recuperación se debe en gran medida a la demanda estancada, que creció una vez terminaron los confinamientos pero que se reducirá en el futuro”, agregó.

Lee la noticia en Latercera.com

Contáctenos hoy

Avenida El Bosque Norte 0177, Piso 21

Las Condes, Santiago Chile

Teléfono:
+56 2 3241 0700
E-mail:
comercial@lvaindices.com | soporte@lvaindices.com