Esta clase de activo es el que va a registrar las mayores rentabilidades durante los próximos 15 años; la clave reside en apostar por el largo plazo

La clave para poder aprovechar las oportunidades de la renta variable emergente es una: la paciencia. Así lo ve Claire Peck, especialista de producto del equipo de renta variable emergente de JP Morgan Asset Management. En su opinión, en un entorno de bajos retornos, los inversores “no pueden permitirse ignorar” esta clase de activo porque, a su juicio, es el que va a registrar las mayores rentabilidades durante los próximos 15 años.

“El mensaje es claro: vale la pena apostar por el largo plazo. Por ello, la clave es mantenerse invertido”, asegura en un evento celebrado en la sede de la gestora en Madrid. Las cifras del MSCI Emerging Markets Index lo demuestran: quienes se han mantenido invertidos durante 20 años en renta variable emergente han registrado retornos del 10,6%; quienes se han perdido “los mejores 10 días” de este activo, han visto reducida su rentabilidad al 5,2%; y quienes no estuvieron durante los mejores 30 días, hasta el 1%.

Aun así, el mayor riesgo de todos es, a su juicio, la guerra comercial entre Estados Unidos y China. “En mi opinión, el mercado fue demasiado complaciente con las negociaciones. Es una problemática que no va a desaparecer dentro de poco”, advierte. Además, no cree que el motivo de la disputa sea el comercio. “Si fuera así, se podría resolver mucho más fácilmente”.

Lee la noticia en Fundssociety.com

Contáctenos hoy

Avenida El Golf 40, Piso 12

Las Condes, Santiago Chile

Teléfono:
+56 2 2594 7447
E-mail:
comercial@lvaindices.com | soporte@lvaindices.com