Esta vez la Bolsa no ha renacido por la política monetaria. Ha sido la política fiscal, pero fundamentalmente ante las murallas que el Gobierno y la CNMV han levantado en torno al mercado español las que han conseguido calmar la ansiedad del mercado español. El Ibex ha conseguido por fin firmar un rebote tras una sesión aciaga tras otra. El índice español ha subido un 6,4% hasta los 6.498 puntos en su mejor sesión desde diciembre de 2008. Todo ello después de que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, anunciase el plan por hasta 200.000 millones con el que pretende salvar a la economía española frente a la crisis del coornavirus.

La medida ha disparado a aquellas empresas en el disparador por las severas caídas sufridas en los últimos meses. Telefónica se ha disparado tras el anuncio un 17,8% y engrosa un grupo de 11 compañías del Ibex que han subido más del 10%. La mejor ha sido Mapfre, que ha avanzado un 19,97%. Por detrás, Siemens Gamesa ha subido un 14,97%, seguida de Cellnex con un 12,23% y MasMovil, que ha sumado un 11,8%. Acciona, Grifols, Iberdrola, Viscofan y Ence han subido en torno al 10%.

La concesión de avales a empresas ha insuflado ánimos a la banca, que ve un respaldo público a una eventual cascada de quiebras. Una medida que le permitirá asumir la moratoria en préstamos e hipotecas para los afectados por el cierre de empresas. Bankia sumó un 124,91%, frente al 7,17% del Sabadell. CaixaBank avanzó un 4,8%, mientras que las alzas de BBVA se quedaron en el 6,9%. Santander, por su parte, avanzó un 7,78% tras haber comunicado esta mañana un recorte del 5% en su beneficio por el efecto del Covid-19.

Todas estas medidas, sin embargo, suponen más gasto público. Y más gasto público equivale a más deuda, que ya está cerca del 100% del PIB. En una nueva sesión de alza en los rendimientos para la deuda soberana de la Europa periférica, el rendimeinto del bono español ha superado el 1%. La prima de riesgo se eleva hasta los 144 puntos básicos.

Esta situación se repite en el resto de bonos de la Europa periférica. El bono italiano sube hasta el 2,35%, mientras la rentabilidad del bund alemán se queda en el -0,47%. Sin Draghi como timonel de la zona euro, los inversores ponen en cuarentena los planes de los Gobiernos de aquellos países con más problemas de deuda y déficit público. Dudan de su potencia de fuego para contener las consecuencias económicas del coronavirus.

Lee la noticia en Cincodias.elpais.com

Contáctenos hoy

Avenida El Bosque Norte 0177, Piso 21

Las Condes, Santiago Chile

Teléfono:
+56 2 3241 0700
E-mail:
comercial@lvaindices.com | soporte@lvaindices.com