El selectivo español cierra con un descenso del 1,98%, mientras que en EE UU las caídas superan el 2%.

Agosto se está mostrando, una vez más, como un mes de extrema complejidad para el mercado, que hoy vive una sesión negra. Todos los activos de riesgo caen de forma casi homogénea; en el caso del Ibex, ha cerrado con una caída del 1,98% hasta un nuevo mínimo anual de 8.522,7 puntos, con lo que entra en pérdidas anuales y retrocede el 0,2% en 2019. El miedo a la recesión global, fundamentado en la guerra comercial y avivado hoy por los datos económicos en China y Alemania, está detrás de la oleada vendedora, que se mantiene tras la apertura de Wall Street. Los índices estadounidenses sufren caídas de más del 2% al cierre de la Bolsa europea

Aunque la mayor señal de preocupación está en la deuda. Hoy los tipos de la deuda caen en picado ante el miedo a la recesión (que trae menos inflación e intereses más bajos) y ante la fuga de dinero de los activos de riesgo. El bono español marca mínimo en el 0,144%, con un descenso de 7 puntos básicos, el alemán lo hace en el -0,65% y en Estados Unidos el bono a 10 años baja 12 puntos y cotiza por debajo del 1,6%, menos que el bono a dos años, algo que no sucedía desde 2007, justo unos meses antes del estallido de la Gran Recesión.

Esta situación, la inversión de la curva de tipos, ha antecedido a una recesión las tres últimas veces que EE UU ha entrado en contracción económica. Al contrario no es así; es decir, no siempre que la curva se invierte se produce una recesión. El movimiento, en todo caso, indica que los inversores ven a medio plazo menos inflación y crecimiento y deciden abandonar sus posiciones en renta variable para buscar refugio en la deuda, un activo protegido por los constantes estímulos de los bancos centrales.

Lee la noticia en Cincodias.elpais.com

Contáctenos hoy

Avenida El Bosque Norte 0177, Piso 21

Las Condes, Santiago Chile

Teléfono:
+56 2 3241 0700
E-mail:
comercial@lvaindices.com | soporte@lvaindices.com