Aproximadamente US$65.000 millones de deuda corporativa y gubernamental de América Latina está al borde de ser recortada a nivel de basura, justo cuando el surgimiento de la región como foco global de covid-19 está causando su peor recesión económica en más de un siglo.

Más de una docena de empresas y el Gobierno de Colombia, con US$28.000 millones de deuda en juego, están actualmente calificados en el nivel de grado de inversión más bajo con una perspectiva negativa o vigilancia crediticia, según S&P Global Ratings.

Entre las empresas que llevan la calificación de S&P figuran la petrolera estatal colombiana, Ecopetrol SA, con casi US$10.000 millones en deuda, la minera brasileña Vale SA con US$7.500 millones, y el fabricante chileno de productos de madera Celulosa Arauco y Constitución SA con US$3.900 millones.

La situación es menos apremiante que al comienzo de la pandemia cuando los inversionistas vendieron deuda, lo que llevó a los bonos de los mercados emergentes a niveles difíciles en medio de temores de incumplimientos generalizados. A medida que los mercados de capitales se descongelaron y los bancos centrales inyectaron liquidez, empresas y Gobiernos pudieron solicitar préstamos para superar las crisis de liquidez a corto plazo. Sin embargo, los riesgos siguen siendo altos, dijo Sudeep Kesh, director de S&P Global Credit Markets Research.

Lee la noticia en Latercera.com

Contáctenos hoy

Avenida El Golf 40, Piso 12

Las Condes, Santiago Chile

Teléfono:
+56 2 2594 7447
E-mail:
comercial@lvaindices.com | soporte@lvaindices.com